GLP etiqueta Eco

Para nadie es un secreto que los vehículos a gasolina, a pesar de ser una de las grandes  invenciones a favor del ser humano, es también uno de los agentes más contaminantes del medio ambiente. 

Esto es debido a las emisiones tóxicas generadas por la combustión interna de los motores, que son liberadas a la atmósfera.

Y como España no escapa a esta realidad mundial, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha incluido, dentro de sus estrategias para  disminuir este impacto negativo, una serie de incentivos para lograr el objetivo.

Entre de estos incentivos se encuentra la clasificación vehicular según las emisiones que produzcan, y su posterior identificación con etiquetas o pegatinas. Encontrándose que esta clasificación favorece significativamente a los vehículos que usan GLP como combustible.

¿Qué es GLP?

El Gas Licuado del Petróleo o GLP, no es más que un combustible producto de la mixtión principalmente de gas propano y gas butano, a la que se le añade otros gases, pero en una proporción menor.

Este combustible se obtiene principalmente de dos maneras, una es durante el proceso de refinación del petróleo crudo y la otra mediante la separación en los pozos de extracción, del gas natural.

Este gas es contado como uno de los combustibles verdes, gracias a que, además de tener  baja concentración de carbono en su composición, no contiene plomo, ni azufre. Es decir que, es el combustible derivado del petróleo que tiene menor producción de emisiones.

Además, es también una energía limpia y muy amigable con nuestro medio ambiental.  

 

¿Por qué los coches con combustible  GLP  tienen la etiqueta Eco?

Con el uso de GLP, los vehículos logran disminuir en un 15% la emisión de un gas perjudicial a la capa de ozono, como lo es el dióxido de carbono (CO2), en un 30% la emisión de monóxido de carbono (CO), y hasta en un 50% la emisión de óxidos de nitrógeno (NOx), siendo estos dos últimos,  unos gases muy tóxicos a la salud.

Por las razones expuestas, es que estos vehículos que usan GLP como combustible, son favorecidos por la DGT con el otorgamiento de la etiqueta ECO.

 

¿Qué es la etiqueta Eco?

En España, la DGT  clasifica los vehículos con respecto al impacto ambiental que estos causan, con el otorgamiento de un distintivo o etiqueta de 4 diferentes colores, según sea su posición dentro de la clasificación.

Esta clasificación se originó dentro del Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013 – 2016,  el cual se enfoca en discriminar positivamente los coches más amigables con el ambiente.

Estas etiquetas clasifican los vehículos de la siguiente manera:

Etiqueta cero: de color azul, es otorgada solo a vehículos cero emisiones, generalmente la reciben los vehículos eléctricos de batería (BEV), los de autonomía extendida (REEV) y los vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía de 40 kilómetros.

Etiqueta Eco: de color verde y azul, es asignada a los coches que utilizan gas como combustible y a los híbridos que utilizan gas como carburantes y  tengan una autonomía mayor a  40 kilómetros solo con electricidad, como las furgonetas ligeras, los turismo, los vehículos de ocho plazas o más, y los de transporte de mercancías. 

Es decir que, los coches que usan GLP reciben esta etiqueta.

Etiqueta C: de color verde, entregada a vehículos que usan como combustible y su matricula es a partir de enero del 2006 y a vehículos que utilizan diesel y están matriculados a partir de enero del 2014.

Los vehículos de ocho plazas o más y de transporte de mercancías, deben haberse matriculado a partir de enero del 2014, sean de gasolina o diesel. Con respecto a ciclomotores y motocicletas, se les asignará esta etiqueta sólo a aquellas que estén  homologadas según las normativas Euro 4 y Euro 3 de emisiones.

Etiqueta B: de color amarillo, se otorga a vehículos que usan gasolina y están matriculados a partir de enero del 2000, y para vehículos que usan diesel y fueron matriculados a partir de enero del 2006.

Los vehículos de ocho plazas o más y de transporte de mercancías, deben haberse matriculado a partir de enero del 2005, sean de gasolina o diesel.

Esta etiqueta B identifica también a los ciclomotores  y a las motocicletas según la normativa de emisiones Euro 2.

Ahora bien, si el coche por causa de su antigüedad, no entra en alguna de las clasificaciones de la DGT, o por sus características no puede ser convertido a GLP, no recibirá ninguna etiqueta, por lo cual se verá afectado en situaciones determinadas, donde  la circulación pueda ser restringida.

 

¿Qué ventajas disfrutan los coches con etiqueta Eco?

Los vehículos merecedores de etiqueta Eco y los de etiqueta cero emisiones, tendrán unas ventajas muy atractivas, que no aprovechan los vehículos con otras etiquetas.

Entre estas tenemos:

Aparcar gratuitamente o acceder a descuentos en zonas de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en Madrid, o en las zonas AREA de ordenación integral del estacionamiento en Barcelona.

No sufrir las restricciones de circulación a causa de la contaminación, es decir que, podrán circular sin ningún tipo de restricciones por el centro de las grandes ciudades, durante los episodios de contaminación.

Son exentos de pagar los impuestos de matriculación.

Podrán circular libremente por los carriles del BUS-VAO, cuando los paneles informativos lo permitan y sin importar el número de personas a bordo del coche.

Tener acceso a  vías de peaje con descuento en las tarifas.

 

¿Obtengo la etiqueta Eco si convierto mi coche a GLP?

La respuesta a esta interrogante es sí, recibirá la etiqueta Eco; pero tu coche solo podrá ser convertido a GLP instalando un sencillo kit si es Euro IV o posterior.

Es más, cualquier coche a gasolina clasificado como Euro 4, Euro 5 y Euro 6 que sea transformado a GLP cambiará su clasificación según la DGT, obteniendo la ansiada etiqueta  ECO.

Consideremos las repercusiones al planeta y optemos por coches que utilicen combustibles respetuosos y amigables con el ambiente, y que puedan obtener etiqueta Eco.