El sistema DLM o Direct LiquiMax es totalmente novedoso y único en el mercado al ser utilizado en paralelo al sistema original de inyección de combustible tanto en operaciones bicombustible como mono-combustible. Está pensado para ser utilizado en vehículos con sistema de inyección directa, siendo un sistema equivalente a la tecnología original de inyección de gasolina, haciendo uso máximo de la electrónica y los componentes ya presentes. Usando nuestro equipo para transformar su vehículo no experimentará ninguna diferencia entre conducir con GLP o gasolina. 

DLM

Cuando hablamos de inyección directa nos referimos a la tecnología aplicada actualmente en los motores más novedosos de la mayoría de fabricantes de automóviles, donde el combustible se inyecta a alta presión [20-200 bar] directamente en el cilindro en lugar de inyectar el combustible en el colector de inyección. Se ha demostrado que nuestro sistema se adecúa a este sistema de inyección tan sofisticado, siendo reconocido mundialmente.

El sistema Direct LiquiMax consigue un aumento significativo de la eficiencia del motor con el uso de GLP. Resultando una reducción de CO2 de más del 10% adicional. El aumento de la eficiencia del motor es un resultado de las propiedades químicas y físicas de GLP en combinanción con nuestra tecnología. El DLM se compone de una bomba de combustible, además de la propia de alta presión modificada  y utilizando los propios inyectores del sistema de gasolina para inyectar el GLP líquido a alta presión en el cilindro.

PrinsDLM

DLM