El GNV:

El Gas Natural Vehicular (GNV) aunque es también denominado Gas Natural Comprimido (GNC), y hasta en extraños casos una combinación Gas Natural Comprimido Vehicular (GNVC); siendo una simple mezcla de gases, esencialmente gas natural almacenado a altas presiones, habitualmente entre 200 y 250 bares, según la normativa de cada país. Este gas natural es principalmente Metano, que al tener un alto índice de hidrógeno por carbono produce menos CO2 por unidad de energía entregada.

El Gas Natural Vehicular no es el mismo gas de uso doméstico, ya que el gas de uso doméstico es una mezcla de propano y butano, y el GNV, como hemos dicho es, mayormente, gas Metano. La diferencia entre los dos viene dada básicamente por la humedad presente en el propano, y ausente en el metano. Este es comprimido generalmente a 3.000 PSI para almacenar la mayor cantidad de metros cúbicos en los cilindros, lo que brinda mayor autonomía al vehículo.

Las características del GNV son difíciles de establecer con claridad ya que su composición varía en función del yacimiento de donde se extrae y del tratamiento posterior que le da la empresa gasista.

Por lo tanto, es un combustible para uso vehicular que, por ser económico y ambientalmente limpio, es considerado una alternativa sustentable para la sustitución de combustibles líquidos.

GNV